La cadena estadounidense de comida rápida Carl's Jr. ha regalado hamburguesas gratuitas durante un año a Michael Hanline, el exconvicto californiano que pasó 36 años en prisión por un asesinato que no había cometido. De esta forma la administración de la empresa le agradece que escogiese un local de esta cadena para realizar su primera comida el día en que las autoridades le absolvieron de todos los cargos, informa el diario 'Huffington Post'.



Hanline, de 68 años, fue sentenciado a cadena perpetua como consecuencia de una atribución errónea de las muestras de ADN encontradas en el lugar del crimen. Además, a su abogado se le ocultó información con la que podría haberlo defendido durante el juicio.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios