Actores porno como Shimiken, una estrella de la profesión, escasean en Japón: "somos una especie en peligro. Solo hay 70 actores porno para 10.000 actrices", explica el intérprete de 35 años, cuyo verdadero nombre es Ken Shimuzu, en una entrevista a la agencia AFP.

Shimiken ha mantenido relaciones sexuales con 8.000 mujeres en unos 7.500 vídeos para adultos, pero no da abasto a tantas ofertas de trabajo y necesita refuerzos. Por ello hizo un tuit, compartido por miles de seguidores, con la intención de dar a conocer la situación de su profesión, en el que comparaba la escasez de los actores porno en su país con la escasez de los tigres Bengala, una especie en peligro de extinción.


La actriz porno japonesa, Yuko Shiraki, en la entrevista con AFP.

Esta alarmante situación para el futuro de la industria pornográfica de Japón, que representa unos 20.000 millones de dólares para el país, es consecuencia de la aparición de los 'hombres herbívoros' ('soshoku danshi'), una nueva generación de jóvenes japoneses que ha perdido el interés por el sexo. Se trata de una tendencia que está arrasando entre la población masculina, basada en un modelo de hombre totalmente opuesto al tradicional 'macho ibérico'.

"Mentalmente, los hombres se han ablandado, son menos machos, menos aficionados al sexo", confirma Yuko Shiraki, una actriz porno japonesa. "Muchos han perdido la confianza y no saben cómo expresar su libido. Por eso faltan hombres en la profesión", asegura. "Esto hace agotador el trabajo de nuestros pobres protagonistas masculinos". ELPERIODICO.COM

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios