EL DESCABELLADO PLAN SECRETO DE CANADÁ PARA INVADIR EEUU

En la década de 1920, James Sutherland Brown, Director de Operaciones Militares y de Inteligencia del ejército canadiense, diseñó una operación para atacar e invadir el país vecino y volverlo a poner bajo el control del Imperio Británico



Por  | Cuaderno de Historias – vie, 19 jun 2015 - YAHOO.ES

Varias son las ocasiones en las que os he hablado en el blog Cuaderno de Historias de las diferentes intenciones que ha habido de intentar invadir Canadá, tanto por parte de Estados Unidos como de algún iluminado que quería hacerse con el control de una colonia británica que allí se encontraba establecida.
En esta ocasión es a la inversa y el post de hoy trata de un descabellado plan secreto por el que Canadá invadiría los EEUU recién iniciada la década de 1920.
Su ideólogo fue James Sutherland Brown, un militar que estaba convencido de que Estados Unidos nunca debió dejar de pertenecer al Imperio Británico.
Pero ‘Buster’, como era conocido por todos, no era ningún chiflado ni se trataba de un excéntrico descerebrado, sino todo lo contrario. Tenía graduación de teniente coronel y una hoja de servicio impecable, siendo nombrado, poco después de acabar la Primera Guerra Mundial,  Director de Operaciones Militares y de Inteligencia del ejército canadiense.
Su labor al frente de esta oficina fue la de elaborar informes y planes sobre posibles contingencias militares que pudiesen surgir. El planeta andaba algo revuelto tras la IGM y cualquier país podría ser enemigo.
Se encargó de estudiar a fondo los hipotéticos ataques externos que podría recibir Canadá y cuáles eran los potenciales países enemigos.   
Buster era un experimentado estratega y realizó un gran informe con los diferentes ataques y planes de defensa al que bautizó con el nombre Defence Scheme No.1. Estaba convencido del éxito del mismo en caso de tener que llevarlos a la práctica.
Todo el informe era impecable, excepto el plan que contemplaba invadir los Estados Unidos: Pensaba que realizando un ataque sorpresa desde Canadá entrando desde el nordeste hasta el noroeste de los EEUU podría pillarlos por sorpresa, sabotear accesos, vías de comunicación como puentes, ferrocarriles y enclaves estratégicos; con esto se ganaría tiempo para que desde Gran Bretaña llegase un gran contingente del ejército con el que hacer un ataque frontal de este a oeste.
Durante los primeros años de la década de 1920 las relaciones entre Washington y Londres no atravesaban su mejor momento. La Primera Guerra Mundial había dejado una deuda de veintidós mil millones de dólares que debían los británicos a los estadounidenses. Esto hacía que hubiese cierta tensión entre ambas naciones y, sobre todo, no fuese bien vista por muchos canadienses la hostilidad con la que EEUU trataba al Reino Unido, a quien, según ellos, debían toda la prosperidad que gozaban en aquel momento.
Esto hizo que James Sutherland Brown propusiera a sus superiores llevar a cabo su plan para invadir los Estados Unidos y volverlo a poner bajo el dominio del Imperio Británico.
Pero como es evidente, los altos mandos militares de Canadá no opinaban lo mismo y encontraron totalmente absurdo, inviable y descabellado dicho plan, que quedó guardado en un cajón y posteriormente fue destruido en 1928, tras la sustitución de Buster de su cargo, aunque no se hizo pública la existencia de tal plan hasta los años 60, una década después del fallecimiento de James Sutherland Brown.
Pero si parece descabellada la idea de que alguien planease una invasión canadiense de los EEUU, también lo es el plan que se confeccionaron los estadounidenses en los años 30 para declarar la guerra e invadir varios países, entre ellos Canadá.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

About Me
ABSURDIDADES