La familia que se desliza unida, permanece unida. Esto lo sabe muy bien Jared Braden, diseñador de tablas de skate en Braden Boards y padre de Jeff, un chiquillo de un año y medio.

Desde que Jeff tenía seis meses ha acompañado a su familia en sus paseos con monopatín gracias al longboard con sidecar que su padre ha diseñado para él.
La pequeña tabla lleva una barra de sujeción que mantiene protegido al chiquillo, y queda posicionada un poco por delante de la del padre, lo que le permite ir dándole consejos básicos sobre cómo posicionarse para poder patinar con seguridad. Ese proceso de aprendizaje se ve reforzado por el hecho de que el mecanismo de sujección está diseñado de forma que, en las curvas, la tabla del niño también se inclina hacia el interior de la curva, como lo hacen las tablas normales.

Visto en LaughingSquid - nopuedocreer.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios