Algunos simpatizantes ya han expresado su malestar con el nuevo giro del partido. “En Izquierda Unida ha faltado siempre liderazgo. El grupo debería haberse llamado Llamazares Quartet. El hecho de que se llame ‘Izquierda Unida Jazz Quartet’ muestra, una vez más, la debilidad del partido. Aunque admito que hubiera sido un error aún peor llamarlo ‘Cayo Lara Quartet’ porque nadie conoce a este señor”, comenta un exmilitante de Salamanca. Sobre la identidad de los otros tres integrantes del cuarteto no se sabe nada dado que “se conoce a Llamazares y gracias, los demás son la típica gente gris de Izquierda Unida con pinta de profesores de Naturales”.

Los temas del disco son todo estándards, no hay ningún tema propio, aunque según Llamazares eso no hace que el disco sea menos personal. “Hay un dúo piano-guitarra que hará pasar a todo el mundo una velada inolvidable”, comentó. Pese al rechazo de los simpatizantes del partido, los críticos señalan que en el disco predomina “una atmósfera de serenidad y melancolía de quien hace música como si ya no tuviera nada más que perder” capaz de sorprender a los oyentes más expertos. visto en el Mundotoday.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios