La culpa fue de Gwyneth Paltrow (antes actriz, ahora gurú de remedios naturales), que fue primera embajadora encargada de hablar de las ventajas del Oil Pulling, un ritual de belleza que estos días triunfa en la Gran Manzana. Se trata de una práctica para valientes, eso sí, porque, aunque promete dientes más blancos, una limpieza del organismo —empezando por la boca—, piel más brillante y energía extra, esta práctica no está exenta de polémica. ¿Por qué? Porque en realidad consiste en meterse una cucharada de aceite —de coco y ecológico, ¡faltaría más!— en la boca y tenerlo ahí durante 20 minutos. Y además, recién levantados, con la legaña todavía en el ojo y el cuerpo pidiendo a gritos café (no aceite).

Pese a ello, este enésimo consejo de belleza es un éxito entre los neoyorquinos: “Aquí están como locos con ello”, cuenta María A., madrileña afincada en Nueva York y oil puller desde hace más de 15 meses. Dos años lleva practicándolo Kira LePine-Williams, chef y healthy coach en The Theory NYC —uno de los sites de referencia para muchas neoyorquinas—: “Principalmente he notado sus beneficios en la piel. Ahora rara vez me sale algún granito y brilla más que nunca”. Además, su poder antibacteriano y antivírico (a causa del ácido láurico) promete en teoría llevarse por delante toda maleza habida y por haber en la cavidad bucal: bacterias y toxinas que, a través de la boca llegarían al resto del cuerpo.

El remedio no es algo que hayan inventado en el Upper East Side, en realidad se trata de una práctica Ayurveda con más de 3.000 años de antigüedad: “El Oil Pulling ha sido usado durante años para prevenir el decaimiento, mal aliento, sangrado de encías, sequedad bucal y labios secos”, reza el estudio de Abhinav Singh y Bharathi Purohit sobre remedios holísticos.

El problema llega cuando se utiliza el Oil Pulling como sustituto del lavado de dientes: “Es aconsejable acompañar este enjuague con un mantenimiento de la higiene bucal con un buen cepillado diario —siendo el de la noche el más importante— y de revisiones periódicas con el dentista”, afirma Blanca Jiménez Meltzer, odontóloga en la Clínica Dental Dosdoce de Madrid. Ella también recuerda que, como profesional no puede avalar el éxito de esta nueva moda; lo mismo critican desde la Asociación de Dentistas Americanos: “Hasta la fecha no existen estudios clínicos suficientes que avalen que el Oil Pulling reduzca la aparición de caries, que blanquee los dientes o que mejore la salud bucodental o el bienestar general”. ELHUFFPOST.ES
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios