Este empleado de la conocida cervecera argentina Quilmes quiso salvar unas cervezas, pero le salió muy mal. En el vídeo, que fue filmado por una cámara de seguridad, se puede ver al operario cargando pilas de cajones de cerveza. En un momento, cuando retiraba uno de ellos, una pila entera amenaza con caer al suelo. 

or un error de cálculo, al precipitarse a salvar unos pocos cajones de cervezas, decenas de ellos con muchísimo litros de cerveza se desparraman por el suelo en una escena muy típica del cine mudo americano. El hombre se quiere morir. Se agarra la cabeza y se mete en el almacén. Parece que a esas alturas se teme lo peor: Será despedido. Pues bien, parece que no irá al paro: Quilmes lo está buscando para premiarlo por si diligente actitud. QUE.ES

 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios