Todos los años durante la temporada de lluvias millones de jejenes (pequeños mosquitos) se alzan sobre las aguas del Lago Victoria en Africa, y vuelan en gigantescas nubes (que se dice son tan densas, que pueden sofocar a una persona). Sin embargo, para aquellos que viven a la orilla del lago, son una excelente fuente de proteínas.


Muchas aves migran hacia el Lago Victoria durante las lluvias para sacar ventaja de este festival de insectos. Las moscas generan una especie de zumbido viviente que cubre cada superficie cada superficie disponible. Pero no importa cuántas de ellas sean devoradas por aves y otros depredadores, siempre hay de sobra para los lugareños. Por repugnante que pueda parecer, comer moscas es muy importante para la gente que vive en las orillas del lago, ya que resulta una fuente de nutrición invaluable. Así que las atrapan y las cocinan en forma de negras hamburguesas.



Con las moscas dando vueltas por el aire todo el tiempo, no es un gran desafío atraparlas, y sólo requiere herramientas rudimentarias como ollas o sartenes. Una vez recogidas, las moscas son procesadas para hacer medallones, que se cocinan como hamburguesas comunes. Cada medallón contiene alrededor de 500,000 moscas, y es hasta 7 veces más nutritiva que una hamburguesa de carne.
Para las personas que tienen poca proteína en su dieta diaria, las hamburguesas de mosca son una bendición, y en tiempos de hambruna, hasta pueden llegar a salvar vidas. Cada aldea tiene su propia receta de las hamburguesas de mosca, pero no importa como las cocinen, siempre salen como pan caliente! - periodismo.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios