El chino Wang Kaiyu crió durante dos años a dos osos negros del Himalaya, tomándolos por perros, informa 'The Daily Mail'. El campesino de la provincia de Yunnan compró dos 'cachorros' cuando trabajaba en una plantación de bananas cerca de la frontera con Vietnam. Las mascotas se comportaban de manera normal, hasta que con el tiempo Kaiyu comenzó a notar que se parecían poco a los perros locales y crecían demasiado, llegando a pesar 45 kilos cada uno. 
Además, comenzaron a comer bayas y atacar el gallinero. Kaiyu leyó posteriormente un artículo sobre osos negros del Himalaya en peligro de extinción, en cuya foto reconoció a sus 'perritos'. Ahora los animales se encuentran bajo custodia de especialistas del Centro de rescate de animales silvestres local.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios