Un turista inglés grabó y difundió en YouTube el momento en que un automóvil sufría las peculiares consecuencias de las altas temperaturas en Italia. En plena época veraniega, no resulta fácil encontrar huecos a la sombra para aparcar el coche. Así, en muchas ocasiones no queda más remedio que dejarlo expuesto al sol y no pensar demasiado en cuando lo vuelvas a arrancar. Pero ahora usted se lo va a pensar dos veces tras visualizar el siguiente vídeo de YouTube. En apenas 44 segundos de grabación, un turista inglés grabó el momento en que un automóvil sufría las peculiares consecuencias de las altas temperaturas. 
John Westbrook captó en la localidad italiana de Carole, situada al norte de Venecia, un suceso muy poco habitual: un Renault Megane de color azul oscuro se estaba derritiendo a escasos metros de una playa. La temperatura era de 37 grados. A pesar de que se desconocen las causas del fenómeno, en apenas unos días el vídeo de YouTube ha dado la vuelta al mundo. 
 Y ya se sabe que cuando el río suena, agua lleva. A partir de ahora, puede que se empiece a fijar en los grados que hace ahí fuera antes de estacionar su vehículo. En cualquier caso, siempre nos quedará el pararrayos y pensar que YouTube es un maravilloso lugar donde tienen cabida hasta las cosas más insospechadas. ABC.ES
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios