El hijo veinteañero de un millonario suizo quemó su coche para comprar uno nuevo y cobrar el seguro, informa 'Sky News'. El coche fue uno de los 15, entre ellos un Lamborghini, que le había comprado su padre. El joven, de 20 años, que conducía un modelo antiguo de Ferrari 458 Italia, valorado en 245.000 euros, llevaba tiempo soñando con un nuevo coche deportivo.



El adolescente ha sido condenado a 22 meses de libertad condicional y a pagar una multa de 32.000 dólares.

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios