Una mujer de 26 años se ha quedado ciega tras beber 28 latas de Red Bull diarias. Se trata de Lena Lupari, madre de tres niños, y uno de ellos con necesidades especiales.

Según ha relatado Lupari en el diario MailOnline, sus tres hijos apenas le dejaban tiempo para hacer nada, por lo que comenzó a ingerir esta bebida que supone un gran aporte de cafeína. Al final esta costumbre se terminó convirtiendo en hábito, y solía beber 28 latas al día.

La joven asegura que no era consciente del daño que se estaba haciendo a sí misma. Además, ingería 3.000 calorías diarias, alimentándose principalmente a base de pasta y de comida basura.

Lupari ha tenido que ser ingresada recientemente de urgencia, ya que su cerebro se hinchó excesivamente  debido a la gran cantidad de esta bebida energética que ingería. Además, tomaba habitualmente pastillas para paliar los dolores de las migrañas que sufría desde hacía 5 años.

Como consecuencia de todo esto la mujer ha perdido la visión. Pero los médicos le han advertido que si no comienza a cuidarse y baja de peso, sus problemas de salud serán aún más graves. QUE.ES
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios