Un grupo de jóvenes que había alquilado una casa a las afueras de París a través del servicio online Airbnb se encontró el pasado domingo con una desagradable sorpresa: un cadáver en descomposición en los alrededores de la vivienda. El cadáver, de una mujer, se encontraba en una zona boscosa al borde de la propiedad, que habían alquilado los jóvenes para celebrar una fiesta el fin de semana. Al parecer, alguien trató de esconder el cuerpo cubriéndolo con ramas de árboles en una zona muy empinada y llena de plantas, según cuenta Bertrand Daillie, vicefiscal de Evry, quien da por hecho que hay indicios más que suficientes como para pensar en un crimen. El cuerpo se encontraba en un avanzado estado de descomposición, iba vestido y llevaba un anillo, pero no tenía zapatos ni documentos identificativos. La policía está investigando y ya ha interrogado tanto a los jóvenes que encontraron el cadáver como a las personas que alquilaban la casa. Se espera que la autopsia determine las causas de la muerte. 20minutos.es
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios