Si pensabas que la tontería de las cápsulas de café no podía empeorar, tienes que ver lo último:cápsulas de café masticables. La misma tomadura de pelo económica y ecológica, pero sin necesidad de tacita.

La dosis de cafeína de un expresso (50 miligramos) en una cápsula individual y en formato chicle. Lo están comercializando en San Francisco en tres sabores y, claro, la gente se está volviendo loca con la idea. Cosas del marketing neuronal y las deficiencias del cerebro humano, o algo así.

Visto en LaughingSquid
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios

Back To Top