La Policía de Nueva Zelanda ha decomisado un cargamento de 35 kilos de cocaína valorado en unos 14 millones de dólares que se encontraba oculto en el interior de una gran talla con forma de cabeza de caballo adornada con incrustaciones de diamantes, informa el rotativo local 'New Zealand Herald'. Se trata del mayor alijo en los últimos años de esta droga en Nueva Zelanda. La sustancia estupefaciente tenía como destino una dirección de la ciudad de Auckland y procedía de México. La Policía ha detenido a los tres principales sospechosos: entre ellos dos ciudadanos mexicanos y un estadounidense. RT.COM

 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios