A falta de una norma que prohíba fumar dentro de los recintos universitarios y también respeto a los derechos de los no fumadores, un estudiante universitario de la ciudad china de Nanning, tuvo que aplicar toda la habilidad de ingeniero a su propia mesa de trabajo para protegerse del humo. Publicó en la red social de Weibo varias imágenes de un invento que consiste de una caja de cartón, un ventilador y una manga de plástico.

Puestos juntos, todos los componentes forman un ducto que garantiza el paso de aire fresco al sistema respiratorio del joven en medio de la alta presencia de humo de cigarrillo. La publicación incluye un gráfico donde el autor explica cómo funciona el curioso circuito, informa el periódico 'Daily Mail'. El invento no sirve para nada porqué se le cuela el humo porf debajo, pero a lo mejor sirve para concentrarse en el trabajo.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios