De entre las muchas virtudes que adornan al Poo Plunger, destacaríamos su afortunado diseño.

"La forma sigue a la función" es un principio de diseño que viene a decir que la forma de un objeto debería estar basada principalmente en su función o finalidad. Así, si una caca atasca nuestro retrete, es muy apropiado desatascarlo con un desatascador en forma de caca.

Y si, además, la caca tiene ojos, boca sonriente y es clavadita a la caca del whatsapp, poco más se puede hacer para mejorar el producto.

Excelente. Esperan financiación en Kickstarter y no dudamos que lograrán sus objetivos.


Visto en Laughing Squid > nopuedocreer.com

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios