No todos los accidentes de pesca tienen como víctima al pescador. En esta ocasión el dañado, para quedarse corto, fue un nudista que nadaba de noche por el lago Kairsersee de Alemania. Y es que de repente sintió un gran dolor en su pene. Tras llegar a la orilla se dio cuenta de que un gancho se le había incrustado en él.

Durante el verano son muchas las personas que buscan refrescarse en cualquier manera. Tal es así, que ríos, lagos o piscinas pueden llenarse de tal manera que se produzcan accidentes. El último, y más insólito, se ha producido en el lago de Kairsersee, en Augsburgo, Alemania, cuando un pescador atrapar 'el pene de un nudista que buceaba cerca de la orilla.

Herbert Fendt, nombre no real que el protagonista de la dolorosa historia ha dado al Augsburger Allgemeine, descubrió que un anzuelo se le había clavado en la parte más sensible del cuerpo. Pudo llegar a la orilla y al ver cómo se tensaba el sedal, llamó al pescador: "No tire por favor", una súplica que fue escuchada ya que el hombre abandonó su empeño y se acercó a ver que ha pasado.

Tras comprobar que era imposible desprenderse del puntiagudo gancho, Fendt decidió romper la fina cuerda con unos alicates y emprender un viaje a Urgencias que sería de todo menos cómodo. Y es que el nudista había llegado al lago en bicicleta, así que tuvo que utilizar el mismo método de transporte para regresar a su vivienda. Una vez allí, tuvo que conducir hasta el hospital más cercano.

"El médico, comprensiblemente, no pudo reprimir una sonrisa", relata un recuperado Fendt al diario alemán. Y es que aún así, el sanitatio logró sacarle el anzuelo y curar las heridas. Además le ha prescrito que durante una semana se abstenga de ducharse y de bañarse. Una prohibición que el amante del nudismo ha aceptado, aunque cuenta los días para volver al agua: "Por motivos de seguridad, a partir de ahora nada por el centro y no por la orilla" - CUATRO >>> PARECEDELMUNDOTODAY. COM

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios