1. - LA PIZZALADA - La pizza es muy agradecida y aguanta (casi) de todo. En Nápoles he comido de fabada (había judías y morcilla sobre la masa, lo juro) y de huevos fritos con patatas, pero ha tenido que ser una empresa española la que se saque de la manga la pizza con nachos y la "pizzalada" . Este invento, propio de algún malvado de peli James Bond, es una ensalada Cesar servida en un plato que en realidad es una masa de pizza. ¿Monguit? Quizás. Lo peor es que, dicen en Amezing, una vez llega a tu casa en los amantes brazos de un repartidor y obras la caja, la mandíbula te puede llegar al suelo.


Las otrasDiez atrocidades gastronómicas de España contra el mundo.



Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios