¡Y todos lo hicieron!  Seguro que a todos nos ha pasado alguna vez que no nos han dejado hacer algo y como consecuencia nos han venido más ganas de hacerlo o incluso sin tener ninguna intención en un principio, el hecho de que esté prohibido ha despertado nuestro interés. Hay quienes han hecho caso omiso y han tenido que lidiar con las consecuencias como estas personas que se llevaron un buen susto por culpa de lo que de lejos parecía una simple estatua… Debajo de la estatua, creada por Erik Pirolt en Noruega, había un cartel que decía bien claro: “Advertencia: no la mires directamente a los ojos”. Pero muchos no le hicieron caso e ignoraron el cartel sin saber lo que les esperaba después… Aquí os dejo el divertido VÍDEO de la broma con la que os echaréis unas risas. ¡No os lo perdáis! ¿Qué te ha parecido esta broma? Y tú, ¿le habrías mirado a los ojos?



¿Qué te ha parecido esta broma? Y tú, ¿le habrías mirado a los ojos?

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios