No solo de restaurantes vive el ‘simpa’. Agentes de la Policía Nacional han detenido a un Juan Carlos V. G, de 58 años, como presunto autor de impagos en 13 hoteles de la capital del reino en los que pernoctaba y de los que, tras ponerse tibio de todo, se despedía la francesa. 1.200 euros en el Ritz, 1000 en el Wellington,  500 en el Miguel Ángel…La pupa total, según los medios que recogen el caso, ascendería a 7000 euros.

Atentos, que así se lo montaba este ninja del ‘simpa’ hotelero.

El modus operandi de este artista del ‘simpa’ era el mismo. Se registraba en hoteles mostrando una tarjeta bancaria que, al hacer el paripé de querer pagar en el momento del check out, no autorizaba la operación. Sacaba entonces otra  (tranquilos, que tengo taco), y tampoco. Así cuatro o cinco intentos. El detenido mostraba extrañeza y. estupor, por lo que achacaba el problema a un error del datáfono del hotel y luego y preguntaba por un cajero al que acudir para sacar el dinero en metálico y así saldar la deuda.


Dada su buena presencia y su elegante forma de vestir, los empleados de la recepción le daban un voto de confianza. Además, el turno de la mañana no sabía que el cliente se había presentado la tarde anterior sin equipaje, con lo que no temían que el presunto delincuente fuese a darse a la fuga.Juan Carlos salía de los lujosos establecimientos donde había pernoctado y entonces, como en la canción, hacía chás, pero desaparecía.

Según ABC, el protagonista llevaba un mes realizando la presunta estafa y durante su estancia escogía los mejores productos para desayunar, almorzar, tomar el aperitivo o una copa. Y no era la primera vez que la liaba. Tenía dos antecedentes por hechos similares. Pero claro, llegó a su ‘simpa’ número trece, y quizás era supersticioso…

Queda usted detenido

Finalmente, agentes de la Comisaría de Retiro pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid acabaron son su particular living la vida loca. Andaban tras sus pasos después de haber recibido varias denuncias y habían alertado a varios establecimientos de hostelería en los que aún no había estado para advertir de su presencia y prevenir nuevos hechos delictivos. Tanto va el cántaro a la fuente…strambotic - publico.es
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios