No supera a la espectacular Montaña Rusa con Realidad Virtual+Realidad Real, pero tampoco le tiene mucho que envidiar.
En este caso solo se necesitan unas gafas normales de Realidad Virtual y una plataforma montada sobre un muelle. El complemento extra es un operario fuerte de brazos que se encargue de menear la plataforma para emular los movimientos que el usuario visualiza en sus gafas.
La idea es buena, y se puede mejorar situando a otro operario delante del jugador para que le sople directamente a la cara. De esta forma se aumentará la sensación de velocidad.


Visto en LaughingSquid - nopuedocreer-com


Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios