REPARTEN QUITAGRASAS Y BOLSAS DE LA COMPRA EN CARRERA DE LA MUJER


La Carrera Solidaria de la Mujer es un evento que lleva cinco años celebrándose en la ciudad de Almería. Según dijo en la presentación su alcalde, el popular Ramón Fernández-Pacheco, con ello se pretende transmitir un "mensaje reivindicativo en favor de la igualdad de oportunidades que tiene esta prueba". La carrera se celebró el pasado domingo bajo el lema "Corre por la Igualdad". 
Los participantes, mujeres y hombres por primera vez, pagaron 10 euros por inscripción, de los cuales uno iba destinado a la asociación Mujeres en Zona de Conflicto. En total, 1.500 personas participaron en el evento organizado por la Delegación de Familia e Igualdad de Oportunidades, encabezado por la popular Pilar Ortega.Pero la edición de este año ha quedado en entredicho debido a los polémicos obsequios que se entregaban a los participantes, entre los que se encontraban una bolsa de la compra y un bote de quitagrasas, según informa El Ideal. También se incluían una camiseta, una pulsera, tomates, una braga de cuello y una bolsa deportiva.
Ante las críticas recibidas el Ayuntamiento ha explicado a El MUNDO que "se entiende como un boicot", y denuncian que se trata de una "utilización partidista y sectaria" del evento. También recuerdan que la marca del desengrasante en cuestión, KH7, patrocina igualmente a la campeona de rally Laia Sanz y a numerosos eventos deportivos de toda España, como la Carrera Nocturna del Guadalquivir en Sevilla. Desde el PSOE han respondido que son situaciones incomparables, ya que la del Guadalquivir "no era una carrera de igualdad, era simplemente una carrera"."El PSOE e IU decidieron no ir porque iban los hombres" señalan desde el gabinete de prensa del gobierno municipal. La concejala de Izquierda Unida Amalia Román ha explicado que estaban contra la carrera mixta "porque era para la mujer y así se decidió en el Consejo Municipal de la Mujer" al que, aseguran, se ha ignorado. 

Igualmente, desde el PSOE "se reafirman" en su postura.Miguel Cazorla, edil de Ciudadanos, ha calificado este caso de "un error que debe asumir el gobierno municipal" pero defienden que "no es motivo de hacer una crisis política". Amalia Román culpa al ayuntamiento de no haber vigilado a sus patrocinadores, "es muy desafortunado por su parte" y pide la dimisión de Pilar Ortega: "ella tiene una responsabilidad, en política no puede haber semejantes desaciertos". Desde el PSOE, además, denuncian que, de los 10 euros que pagaron los participantes sólo uno va a Mujeres en Zona de Conflicto, "el resto no sabemos a dónde va destinado".La polémica. En las redes sociales la polémica ha sido también muy comentada, tanto por detractores del ayuntamiento como por defensores - elmundo.es

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.