Zhang Jian, el polémico dueño de una empresa de marketing y auto-proclamado “futuro hombre más rico del mundo” recientemente fue noticia por organizar un gran banquete en Malasia. El precio de la entrada era de 200 dólares malayos (USD 47) por persona, pero Jian ofreció a quienes tenían el “look adecuado” la posibilidad de comer gratis. Como resultado, más de 1.000 asistentes se presentaron con el pelo teñido de oro.
El pasado domingo 4 de junio, el salón Chai Leng Park parecía el escenario de una convención de rubios. Más de 1.000 personas, tanto hombres como mujeres, se tiñeron el pelo de dorado sólo para ser capaces de asistir gratis al épico banquete de Zhang Jian. El empresario chino también había anunciado que los “mejores looks” podrían ganar un premio en metálico de 1.000 ringgit (USD 235). La tentación era al parecer demasiado difícil de resistir para un montón de gente. Algunos incluso lucieron tatuajes de Zhang, para mostrar su apoyo.
Las extrañas fotos tomadas en la gran cena terminaron en las redes sociales, donde los usuarios compararon los asistentes de cabellos de oro con un “bandada de gorriones en su hábitat natural”. Al principio nadie sabía por qué tantos rubios se habían reunido en el mismo lugar, y no fue hasta ayer que la estrella informó sobre el gran banquete.
Al parecer, los asistentes llegaron a Chai Leng Parque de distintas regiones, algunos en sus propios vehículos, y otros en autobuses fletados. La cena se suponía que marcaría el regreso a la gloria de la compañía de Zhang Jian, YSLM, que previamente había sido descrita como una estafa piramidal que ofrece esquemas para “hacerse rico en forma rápida”. De hecho, Zhang fue detenido en 2014 por estafar en RM 605 millones (USD 141,8 millones) de los bolsillos de la gente en China, Malasia y Tailandia.

Por desgracia para Zhang , las cosas no salieron como esperaba. Los medios de Malasia informaron que sólo dos días después del famoso banquete, el “futuro hombre más rico del mundo”, fue arrestado en Indonesia, y será deportado a China, donde se enfrenta a acciones legales por sus turbios negocios. La página web de su compañía,  ysmwxb.com, fue dada de baja después de su detención, y más de 5.000 malasios con alrededor de 17,5 millones invertidos en YSLM ahora están orando recuperar su dinero. Bueno, al menos consiguieron una buena comida de todo el asunto. - periodismo.com

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios