Sucedió en Murcia, durante la disputa del amistoso España-Colombia. Manolo el del Bombo acudió por enésima vez a animar a la escuadra española y dejó su célebre bombo en un coche aparcado en las inmediaciones de La Condomina. Un descuidero forzó el coche y se llevó el instrumento de trabajo del legendario hincha, que a sus 68 años acarrea serios problemas de salud.

La noticia la dio una oyente de Onda Cero en el programa Radioestadio y no tardó en propagarse por las redes sociales en un clamor de indignación: ¡qué devuelvan el bombo a Manolo! Entre tanto, Manolo rompía en lágrimas en el estadio mientras se fotografiaba con algunos de los aficionados que se acercaban para fotografiarse con él. “Estoy deshecho, nos han forzado el coche”, declaraba entre sollozos a Onda Cero.

Manuel Cáceres Artesero se vio obligado a ver el partido desde una cabina de prensa. Su bombo no pudo animar esta vez a la selección española que sólo pudo empatar (2-2) contra Colombia.
Manolo, que regenta un bar en Valencia, ha tenido que pasar recientemente por el quirófano por problemas con el corazón, y este nuevo disgusto no ayudará precisamente a su recuperación: “Ya no es el disgusto del bombo, es la salud que tengo, que hace cuatro meses me operaron del corazón y este disgusto no me va bien”, declaró un desolado Manolo a La Verdad de Murcia.

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios