Un nuevo cráter gigante ha aparecido recientemente en la región rusa de Novokuznetsk (Siberia), informa 'The Siberian Times'.
El agujero mide aproximadamente 20 metros de diámetro y tiene 30 metros de profundidad. El cráter preocupa a la población local, que teme se acabe tragando sus hogares.
El primer lugareño que se percató del desplazamiento de tierra, Rinat Sharifulin, cuya casa se encuentra a cien metros del agujero, asegura que la causa de que el terreno ceda radica en los túneles de las minas abandonadas que hay en la zona. Expertos trabajan en el área para averiguar la causa del fenómeno. rt.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios