El exempleado de cocina de la sidrería gijonesa El Lavaderu acusado de suministrar a diecinueve compañeros de trabajo, entre los años 2005 y 2012, un fármaco a través de la comida con la intención de menoscabar su salud ha sido condenado a penas que suman 48 años de prisión. La sentencia del Juzgado de los Penal número 1 de Gijón condena a A.A.F., de 57 años, como autor de doce delitos de lesiones, con la agravante de alevosía, y de seis faltas de lesiones. EFE
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios