Pero la francesa Maud Le Car (17 en el ranking mundial) no está contenta sólo con sus avances en las habilidades técnicas y quiere también mejorar el factor "sexy" de sus actuacio