Un trozo de hielo del tamaño de una pelota de fútbol atravesó el pasado miércoles el techo de una casa en Modesto, California. Monica Savath dijo que estaban reunidos con su familia en la sala, cuando oyeron un fuerte estruendo qué sonó como una bomba. Entonces se dirigieron al garaje, donde encontraron el hielo estampado en el suelo y un agujero en el techo, informa El Nuevo Herald.

Jim Mathews, del Servicio Nacional de Meteorología, informó que podría tratarse de un bloque de hielo desprendido de un avión. De momento, se desconocen las causas del fenómeno.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios