Una mujer china, acusada por el robo de un diamante de 10 millones de baht (unos 280.000 dólares) en una feria de joyas, ha confesado haberse tragado la piedra preciosa, ha comunicado la policía, informa The Bangkok Post.

Jiang Xulian, de 30 años de edad, que está detenida en la ciudad tailandesa de Nonthaburi, ha admitido su culpa después de que una radiografía mostrara un objeto con forma de diamante en su intestino. Jiang fue detenida junto con un hombre chino identificado como Hae Yinh, en el aeropuerto de Suvarnabhumi, bajo la sospecha de que habían robado el diamante de seis quilates en la Feria de Joyas y Joyería de Bangkok, celebrada en el centro IMPACT Muang Thong Thani en Nonthaburi.  



Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios