La Benemérita se encontraba en el interior del consistorio buscando pruebas del presunto pago de comisiones del 3% a cambio de adjudicaciones públicas.
La policía local de Olot (La Garrotxa) ha multado este miércoles a vehículos de la Guardia Civil por estar mal aparcados. Los coches de la Benemérita estaban registrando el Ayuntamiento de la localidad gerundense en el marco de la operación Petrum, en busca de pruebas del pago de comisiones del 3%.

El jefe de la policía local, el inspector Ignasi López, multa al coche de la Guardia Civil, este miércoles.
Según diversas fuentes, las multas, puestas por el jefe de la policía local, el inspector Ignasi López, se han interpuesto sobre las dos de la tarde, cuando ya hacía cuatro horas que los vehículos estaban frente al ayuntamiento, en plena zona peatonal del Firalet, y tras la queja de varios vecinos.
López es el que ha estampado las multas sin intercambiar ni una sola palabra con el agente de la Guardia Civil que hacía guardia a la puerta del consistorio.

Cada sanción es de 80 euros para tener el vehículo "en aparcamiento no autorizado a la vía pública". Instantes después, el Guardia Civil la ha retirado de los parabrisas. EP.CAT

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios