Uno de los enigmas más interesantes sobre los primeros dinosaurios ha sido resuelto. La reconstrucción completa del clima de hace más de 200 millones de años explica por qué los primeros dinosaurios evitaban una zona del planeta: los trópicos.
Un grupo de científicos internacionales ha logrado recrear cómo fue el clima en la zona tropical hace más de 200 millones de años y, de esta manera, entender por qué los grandes dinosaurios herbívoros la evitaban. Los fósiles de los dinosaurios más antiguos se han hallado en el territorio de lo que hoy es Argentina, donde aparecieron hace 230 millones de años, y en los siguientes 15 millones de años se expandieron por el territorio del supercontinente Pangea, evitando la línea equinoccial, explica Eureka Alert.

Durante el Triásico Superior solo los pequeños terópodos carnívoros de dos patas, como los coelophysis, pudieron sobrevivir en esta zona. Según el estudio, publicado en la revista PNAS, los grandes dinosaurios necesitaban un medioambiente mucho más estable y productivo, aunque esta zona no fue para nada un desierto.

En los trópicos crecían árboles, plantas de menor tamaño y hasta bosques, e incluso había arroyos y ríos, pero solamente durante las épocas húmedas. Sin embargo, estas épocas cambiaron drásticamente por largos periodos de sequías, a los cuales les seguían incendios forestales que devastaban el territorio, haciéndolo no apto para los herbívoros. La situación cambió tan solo en el umbral del periodo Jurásico. RT.COM
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios