En 2010 ya hubo un escándalo cuando cuatro jugadoras fueron descubiertas. Las mujeres en Irán deben jugar en pantalón y mangas largas y con la cabeza cubierta por un pañuelo, lo que facilita que pasen desapercibidas. Las intervenciones de cambio de sexo están permitidas en el país asiático. Ocho futbolistas de la selección iraní de fútbol femenino son en realidad hombres, revela este viernes el diario The Sun. Este diario recoge palabras de Mojtabi Sharifi, un ejecutivo de la Liga iraní, que confirmó los hechos y que añadió que están a la espera de operarse y cambiar de sexo. Shafiri acusa directamente a la Federación Iraní. Además, no sería la primera vez: en 2010, salió a la luz que cuatro jugadoras de la selección eran hombres. Pese a las restrictivas leyes de Irán, sobre todo en cuanto a homosexualidad o relaciones extramatrimoniales, en este país se permiten las operaciones de reasignación de sexo desde 1979. El fútbol femenino es muy seguido en Irán. Las jugadoras están obligadas a jugar con pantalón y mangas largas y un pañuelo cubriéndoles la cabeza. 20minutos.es
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios