Me llena de orgullo y satisfacción adjuntaros el discurso de anoche en las teles del rey Felipe seis, el hijo de su padre Juan Carlos uno. Si no os importa, lo veis y me hacéis cinco céntimos, o seis, o siete, o ninguno del mismo o mesmo discurso. Es irrelevante en su irrelevancia, en fin, una auténtica y real absurdidad.


Feliz Navidad a todos, todas, toditos y toditas

 
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios