El croata Ivan Zvonimir Čičak estaba viviendo uno de los días más importantes de su vida, pero el vestuario le jugó una mala pasada. El hombre subió al escenario a recibir in premio por su labor en derechos humanos, de la mano de la mismísima presidenta de su país, Kolinda Grabar-Kitarović.
Pero al posar para la foto junto a la mandataria, el pantalón se le cayó repentinamente, dejándolo en ropa interior frente a la audiencia. Por suerte el premio era lo suficientemente grande como para tapar sus partes íntimas mientras solucionaba el incidente. PERIODISMO.COM
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios