El artista responde al nombre de Alberto Olmedo y oficia en Madrid, en la Peluquería Aluche. Sus herramientas principales son una bonita colección de katanas, tijeras que nos recuerdan a Eduardo Manostijeras y un soplete.

"Es un poco medieval" comenta acertadamente Alberto.



Aunque su habilidad con las katanas, sin ser desdeñable, no se puede comparar con la de este vietnamita ninja, en nuestra opinión el "factor fuego" lo sitúa en un nivel de frikismo similar. En el vídeo podemos verlo en acción, aunque, lamentablemente, para poder experimentar el olor a pelo quemado tendréis que personaros en su local.

Visto en Likecool - nopuedocreer.com
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios