La Policía canadiense tuvo que intervenir en una discusión doméstica entre un hombre y su loro parlante. La pelea se producía en la casa del hombre en la localidad de Brighton el pasado día 19, aunque ha sido este domingo cuando las autoridades han hecho pública su intervención.

Según explicó la Policía Provincial de Ontario, los vecinos llamaron por teléfono para quejarse de que escuchaban gritos y amenazas, como "Espero que te mueras". Según la versión de los denunciantes, la vivienda pertenecía a una pareja. Cuando los policías llegaron, comprobaron que dicha pareja era un tanto peculiar.

El dueño de la casa presentaba síntomas de haber bebido y estaba acusando a su loro de "picotearle" y deseándole la muerte. "Mantuvimos al individuo solo en una parte de la casa mientras gritaba contra su mascota", explicaba el portavoz policial. Dado que ni humano ni animal sufrieron lesiones, las autoridades no presentaron cargos.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios