Muchas personas viajan con sus perros, e incluso con sus gatos, pero Guirec Soudée tiene como compañero de aventuras a un animal peculiar, su gallina Monique. El joven francés de 24 años navega por todo el mundo hace dos años con su amada ave a bordo.
El destino del primer viaje fueron las Islas Canarias, cerca de la costa oeste de África, luego navegaron hacia el Caribe, y por último un tramo de trekking a Groenlandia, donde actualmente residen.


Soudée tuvo un presentimiento sobre Monique la primera vez que la conoció: “Supe de inmediato que era la indicada”, contó el joven a la BBC. Decidió llevarla porque quería una mascota de compañía, y una gallina es más independiente que la mayoría de los otros animales.
También hay un beneficio adicional: Monique provee huevos, que Soudée disfruta cuando están en altamar.
Con condiciones climáticas impredecibles, la navegación parecería una actividad precaria para una pequeña gallina. “Al principio estaba muy preocupado”, admite Soudée.


“Con las enormes olas ella podría tropezar, e irse por la borda, pero siempre recupera el equilibrio. ¡Es muy valiente!” De todas formas si el clima se vuelve peligroso, la pone en su cabina por su seguridad.

Luego de Groenlandia, el inusual dúo se dirige a Alaska, donde Soudée seguirá documentando sus aventuras en su página web.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios