Si estás demasiado ocupado (o asqueado) para recoger los excrementos de tu perro, te va a encantar esta nueva aplicación para teléfonos que te conecta con alguien dispuesto a hacerlo por vos, por una módica tarifa. 
Un servicio que te permite llamar a alguien para recoger la caca de tu perro suena inverosímil, y es probablemente la razón por la que el anuncio de Pooper ha sido recibido con mucho escepticismo. Los artículos que afirman que la aplicación probablemente sea falsa, han llevado a los creadores de Pooper a emitir un comunicado afirmando que su servicio es real, y que no tienen problema con que los medios presenten sus dudas, siempre y cuando se difunda el proyecto y atraiga a más inversores.

Así es como funciona Pooper: después de instalar la aplicación en un smartphone y optar por uno de los planes de pago mensual, el propietario del perro (de acá en adelante llamado “pooper”) puede tomar una foto de los excrementos del perro, precisar su ubicación en un mapa digital y llamar al “scooper” (pala) más cercano para venir a recogerlo.

Los dueños entonces pueden irse tranquilos, sabiendo que los asuntos del perro van a ser atendidos. Las opciones de planes incluyen: un pago mensual de 15 dólares, que incluye dos recogidas al día en un radio de 15 millas; 25 dólares por tres recogidas al día en un radio de 30 millas, o 35 dólares para un número ilimitado de excrementos, en un radio ilimitado.

El co-fundador Ben Becker, de 32 años, contó en el Washington Post que él y su socio, Elliott Glass, son ambos dueños de perros que querían “resolver el problema de una manera original”. A pesar de que Pooper sólo está en etapa beta, Becker dice que ya han estado recibiendo cientos de inscripciones de personas que quieren ser tanto “poopers” y “scoopers”. La aplicación se está probando actualmente en Los Ángeles, San Francisco y Nueva York, donde Becker y Glass esperan ponerla en marcha plenamente este otoño, antes de expandirse a tantos lugares como sea posible.

En cuanto a la compensación que recibirán los “scoopers”, Becker dijo que podría variar en función de su modo de transporte y la distancia que recorre, pero añadió que será “absolutamente” mayor que el salario mínimo.

El joven co-fundador añadió que Pooper es la aplicación que Estados Unidos necesita en este momento, porque hay tanta caca de perro en las calles. “Se habla de una verdad humana”, dijo Becker. “Si [la caca de perro] no fuera un problema, no tendríamos la respuesta que estamos teniendo.” - periodismo.com



Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios