La ruta conecta dos ciudades europeas que están separadas por un lago. Pese a que el viaje se ha abreviado considerablemente, miembros de la comunidad medioambiental no están contentos.
Este miércoles la compañía aérea austríaca People's Viennaline ha comenzado a realizar el vuelo regular internacional más corto del mundo, que dura tan solo 8 minutos, informa Yahoo News.
Un billete para el vuelo entre la ciudad suiza de San Galo y Friedrichshafen, en el sur de Alemania ―que cubre poco más de 20 kilómetros― tiene un valor de 40 euros. Las destinos están separados por el lago de Constanza, y anteriormente se podía viajar de un lugar al otro rodeando el espejo de agua, lo que equivale a 1 hora en coche y 2 horas en tren. También es posible cruzar en ferry, pero el viaje dura 1 hora y 20 minutos.
Según medios alemanes, los ecologistas no están satisfechos con este breve vuelo y quieren que sea prohibido. La compañía aérea, por su parte, alega que conducir alrededor del lago durante una hora produce tantas emisiones como el corto vuelo.

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios