No se fiaba de España. Mucho patriotismo y mucha banderita pero prefería tener el dinero en Suiza. Ocho millones de euros les sacó a sus operaciones internacionales, era su ‘fondo de pensiones’. A la contabilidad B del PP, que manejó a su antojo, lo denominó "contabilidad extracontable" y 7 millones ganó con la OPA de Endesa por la información privilegiada. Lo que se aprende en la Audiencia Nacional. Qué impudicia, que poca vergüenza, como dice Ernesto Ekaizer, Bárcenas no es Lúis el cabrón, sino Luís el cobrón.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios