Japón es bastante conocido por ser uno de los países más seguros del mundo, pero eso no significa que el crimen aquí no exista. Todavía hay carteristas, casos de incendios provocados y robos que ocurren regularmente, y la gente aún toma medidas para protegerse a sí mismos, y a sus hogares. Algunos pueden optar por tener un perro en casa, mientras que otros pueden invertir en cerraduras de seguridad, y persianas reforzadas para mayor seguridad. Y otros pueden instalar cámaras de seguridad en cabezas de maniquí sin cuerpo, para darles un susto de muerte a aquellos con malas intenciones.

El usuario de Twitter @omott_ fotografió y posteó en su cuenta un espeluznante método de prevención del delito de un dueño de casa de Tokio. El tweet recibió desde entonces miles de likes, y fue retuiteado más de 25 mil veces. En la primera foto, simplemente vemos una cabeza que parece estar flotando en el aire, mirando hacia la calle a un lado del edificio. Pero una inspección más cercana revela un cartel que dice:

“¡Cámara de seguridad en uso! ¡El robo es un crimen! Lamento sorprenderlos. Se trata de Miharu-chan, que vigila a los ladrones. Este dispositivo está configurado para evitar el robo de los peces de colores. ¡Echa un vistazo también junto a Mamoru-kun!”

El nombre Miharu está escrito en el alfabeto katakana porque, aunque sin duda puede ser un nombre de mujer, también significa “vigilar” (見張る). Lo mismo con Mamoru, que vemos mirando desde el otro lado de la casa. Mamoru puede ser el nombre de un niño, pero también significa “proteger” (守る), por lo que esta lista persona parece tener realmente haber puesto algún pensamiento en la protección de su casa, y sus peces. ¡Tenemos serias dudas de que alguien vaya a querer meterse con el cerebro detrás de todo esto!
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios