ULTRADERECHISTAS JUDÍOS HACEN UNA BARBACOA ANTE PRESOS PALESTINOS EN HUELGA DE HAMBRE


Un grupo de ultraderechistas israelíes, pertenecientes al movimiento HaIhud HaLeumi o National Union Youth, ha acudido esta mañana ante la cárcel de Ofer, a escasos 10 minutos de los primeros barrios de Jerusalén. No iban a visitar a nadie. No iban a protestar por nada. Iban de barbacoa. Cargados con pinchitos de pollo, nuggets y kebabs, se han puesto a cocinar ante la prisión, con la intención de que el aroma de la carne a la parrilla hiciera mella en los presos palestinos que, desde el lunes, afrontan una huelga de hambre para reclamar mejores condiciones en su encierro.

Según informan los medios israelíes, a la convocatoria no han acudido más de una quincena de personas, suficientes para la anécdota. "Queremos romper la voluntad de los huelguistas y llamar al Gobierno de Israel a que no ceda ante el chantaje de los terroristas", ha afirmado el secretario general de la formación, Ofer Sofer, indica Arutz Sheva.

Los cocineros han estado unos 45 minutos llevando a cabo su particular operación de amedrentamiento del enemigo, hasta que han sido desalojados sin incidentes por parte de la Policía, a la que invitaban a unirse a su festín. Sí ha habido choque con los palestinos que se manifestaban ante la misma prisión en apoyo a los huelguistas, una concentración dispersada por los agentes israelíes con gases lacrimógenos y paralizantes, así como con balas de goma.

Más de un millar de presos palestinos -de los 6.500 que hay en cárceles de Israel- llevan hoy cuatro días de huelga de hambre. "Quieren mejorar condiciones como el régimen de visitas familiares, permitiendo a los niños visitar a sus padres sin acoso, las negligencias médicas, el cierre de hospitales, la liberación de los presos enfermos, la política de traslado entre cárceles y juzgados" o "el fin de la detención administrativa o políticas de aislamiento", enumera de forma general el ministro palestino Isa Qaraqe, responsable del Comité de Asuntos de Prisioneros.

No hay comentarios: