Un policía chino detiene su coche en perpendicular al sentido de la circulación de una gran avenida. ¿La razón? Ayudar a un hombre mayor que, con un paraguas, está cruzando la calle y corre el peligro de ser arrollado por algún vehículo. ¡Un Aplauso para él!

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios