Cada día, un hombre de Pennsylvania recuerda un error que cometió hace 13 años. Alrededor de las 8 de la noche, su casa normalmente pacífica, se anima con el pitido de un despertador que accidentalmente dejó caer en un respiradero, hace más de una década. Está pegado a la pared desde entonces. 
Hace 13 años, Jerry Lynn, de Ross Township, Pennsylvania, quería perforar un agujero a través de la pared de la sala, para pasar el cable de la televisión a través de él. No quería pinchar ningún conducto o caño en la pared, por lo que se le ocurrió una brillante idea para asegurarse que estaba perforando en un punto sin obstáculos. Tomó su reloj despertador, lo ató a una cuerda, y lo programó para sonar en 10 minutos. Luego lo bajó a la pared a través de un orificio de ventilación, y esperó a que suene. Su objetivo era perforar cerca del lugar de donde venía el sonido, asegurándose de que allí no había ningún obstáculo. Todo salió de acuerdo al plan, hasta que el reloj de alarma cayó dentro de la pared.

“Como estaba agachado, de repente, oí un ruido de ‘¡thunk!’, ya que se soltó,” contó Lynn. “Pensé, bueno, eso no es un problema. En algún momento va a apagarse. Y lo hizo”.


Si bien lo intentó, el hombre no pudo recuperar el reloj de alarma, pero pensó que seguramente se quedaría sin batería en tres o cuatro meses, por lo que no estaba muy preocupado. Eso fue en septiembre de 2004, pero 13 años más tarde, el reloj suena todos los días, faltando 10 minutos para las 8 de la noche, durante el horario de verano, y diez minutos para las siete, durante el horario estándar.

Como se pueden imaginar, Jerry y su esposa, Sylvia, se han acostumbrado a la pared alarma después de 13 años, pero todavía puede sorprender a los invitados desprevenidos. “Comienza con un suave ‘bip bip bip bip’ y se hace más fuerte y más agudo, y ahí es cuando la gente dice, ‘¿Qué es eso?’”, cuenta Sylvia.

Seguramente tiraríamos abajo esa pared después de sólo 2 días, sólo para detener esa maldita cosa, pero después de escucharla durante 13 años, sería una pena. Nunca habíamos escuchado sobre una batería de reloj que dure tanto tiempo, a pesar de que no utilizan demasiada energía, por lo que será interesante ver cuánto tiempo seguirá sonando. PERIODISMO.COM
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios