El seleccionador asático Shin Tae Yong, ha puesto en marcha una curiosa táctica con la que espera que sus jugadores puedan alzarse con el título.
Siguiendo la máxima occidental de "todos los chinos son iguales", y para evitar que sus rivales puedan estudiarlos facilmenet, Shin Tae Yong, ha decido cambiar el número del dorsal a todos sus jugadores a excepción de a sus estrellas Son Heung-min y el capitán Ki Sung-Yueng. 
"Durante los últimos entrenamientos y amistosos hemos ido cambiando los dorsales de nuestros jugadores para evitar que los reconozcan. Es muy difícil para los occidentales diferenciar los asiáticos, por eso lo hicimos", confesó el seleccionador durante una rueda de prensa.
"Con la excepción de la estrella de los 'guerreros' coreanos Son Heung-min y el capitán Ki Sung-Yueng, todos los demás jugadores llevarán números un poco confusos", matizó. ¡Estas declaraciones se producen después de  que un integrante del cuerpo técnico de Suecia, su primer rival en el torneo, fuera pillado espiando al conjunto surcorano. Posteriormente, el técnico sueco, Janne Andersson, declaró sobre lo sucedido: "Se enteró de una sesión de práctica, no entendió que era una sesión cerrada y miraba desde la distancia". De momento, contra SUECIA la táctica no le funcionó.
Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios