La comilona del siglo se la pegaron ocho empresarios en Madrid, y salió a 49.000 euros. Hubo de todo: Angulas, percebes, cigalas, lubinas, solomillo de buey, Pingus, puros, copas y dos botellas de champagne a 15.000 euros cada una La comilona del siglo se la pegaron ocho empresarios en Madrid, y salió a 49.000 eurosLa factura más famosa de Casa Parrondo (LVD)
Dos kilos de angula de Nalón, cuatro kilos de percebes, cuatro de cigalas, ocho lubinas a la sal y tres kilos de solomillo de buey. Todo eso regado con cuatro botellas de Flor de Pingus colección, dos de champagne Louis Roederer y, por supuesto, postre, café, puro y copa (concretamente una botella de Johnnie Walker y ocho gin tonics de Hendrick’s) . Para ocho personas. Lo que viene siendo la comilona del siglo. Ocurrió el pasado 22 de junio en el restaurante asturiano Casa Parrondo de Madrid, y salió por nada mas y nada menos que 49.292 euros. Ahora, la exorbitante factura ha corrido por internet y, como no podía ser de otra manera, se ha vuelto viral.
Cuenta el propietario del afortunado restaurante, Nicolás Parrondo, que los comensales eran empresarios del metal (y no sindicalistas, como dicen algunos bulos de internet) y que la bacanal se alargó hasta las siete de la mañana, partida de póker incluida. Según explica el hostelero a La Voz de Asturias, la impresionante factura se ha filtrado como venganza de un camarero al que despidió recientemente. No obstante, afirma que ha llegado a tener cenas de hasta de 90.000 euros.
El restaurante Casa Parrondo ya salió en los titulares por una polémica muy diferente en 2008. Entonces, el propietario del local expulsó de malos modos a una pareja de lesbianas después de que estas se besaran durante la cena. “Basura, este bar no es para vosotras”, les espetó Parrondo, que posteriormente se negó a darles la hoja de reclamación. El suceso acabó en los tribunales y en 2009 el empresario pidió perdón por su comportamiento homófobo. 
El establecimiento lleva cuarenta años sirviendo comida asturiana en el centro de Madrid.

coletilla: esta noticia que publican en la Vanguardia y en diferentes medios podría tratarse de un fake - dicen. De hecho, sólo habría que llamar a Casa Parrondo para comprobarlo.
Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios