Un estudiante estadounidense caminó 32 kilómetros por temor a llegar tarde su primer día de trabajo, y como reconocimiento por su esfuerzo recibió un automóvil de regalo, informa USA Today.
De acuerdo con el portal, Walter Carr, de la ciudad de Birmingham, en el estado de Alabama, llevaba mucho tiempo buscando trabajo. Cuando finalmente encontró empleo en una compañía de mudanzas, su automóvil se estropeó justo el día antes de empezar en el puesto.
Carr intentó buscar una alternativa de transporte, pero al no conseguirlo decidió salir de casa a la medianoche y andar 32 kilómetros para llegar al trabajo antes de las ocho de la mañana.
A las cuatro de la madrugada, cuando ya había recorrido más de 20 kilómetros, un policía de la ciudad de Pelham se percató del joven. Impresionado con su historia, el agente lo invitó a desayunar y lo llevó en automóvil hasta una iglesia situada a seis kilómetros de la casa donde tenía que trabajar ese día. Carr anduvo un poco más hasta que otro coche de Policía lo recogió.

Cuando el director de la compañía que había contratado a Carr, Luke Marklin, se enteró de la actitud del estudiante, decidió encontrarse con él en persona y le regaló las llaves de un Ford Escape 2014.
Carr está estudiando ciencias médicas en la universidad y planea graduarse en diciembre. Posteriormente le gustaría servir en las fuerzas navales, y luego seguir estudiando para convertirse en fisioterapeuta. El joven admitió a los periodistas que encontrar trabajo le hizo muy feliz. "Quería llegar antes de las ocho y mostrar que tengo un gran deseo de hacer este trabajo costara lo que costara. Nada es imposible hasta que tú mismo lo conviertes en imposible", dijo Carr.
Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios