John Helinski, un estadounidense de 62 años, ha cambiado radicalmente su vida tras hallar una cuenta bancaria que había olvidado y en la que había dinero suficiente como para comprar una casa. Este hombre llevaba tres años viviendo entre cartones en una parada de autobús en Tampa (Florida). Un buen día, un grupo de policías y de trabajadores sociales intentaron encontrarle un alojamiento temporal en un refugio para desamparados. Cuando pidieron el certificado de nacimiento de John se dieron cuenta que el hombre poseía una cuenta bancaria con bastante dinero para poder hacer frente a la compra de una vivienda. Esta cuenta tenía fondos porque Helinski recibía de forma periódica beneficios del seguro social. El agente de policía que ayudó a John, Dan McDonald, aseguró que los dos estaban "alucinando" cuando se enteraron. que.es
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios