Jeff Rubin, un joven estadounidense de 27 años, ha sido detenido  en un vuelo de la aerolínea Jet Blue después de protagonizar un bochornoso incidente que ha 'salpicado'- y nunca mejor dicho- a otros pasajeros que viajaban en el mismo avión.

Según aseguran varios testigos al diario británico 'Mirror', el individuo, que pasó dormido durante gran parte del vuelo  que recorría el trayecto Alaska-Portland, se intentó levantar cerca del aterrizaje a uno de los baños del avión. El equipo de azafatas le aseguró que no era posible, ya que se el sistema luminoso que había en la aeronave así lo indicaba.
Rubin, ni corto ni perezoso, decidió sublevarse y se bajó los pantalones, orinando a los pasajeros que estaban a su alrededor. ¡Sí, sí, salpicando- ahora sí- a todos aquellos que le miraban con cara rara!

No, eso no fue lo peor. Lo más grave fue cuando después de engancharse con varios de los viajeros que se vieron perjudicados por la acción del joven estadounidense, este tropezó y fue a caer justo a una zona en la que estaban un grupo de señoras de avanzada edad, a las cuales también manchó con orina. Una vez aterrizó el vuelo en Portland, los agentes policiales procedieron a su detención y le acusaron de un delito de conducta criminal. ¡Menudo espectáculo! - QUE.ES
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios